La Historia

Descubre la historia de nuestra morada histórica en el centro de Roma. La historia de la casa donde os acogemos empieza con Don Italo Signorini, que a finales del siglo XIX dejó el Véneto y después de vivir unos años en Africa, a primeros del ‘900 llagó a Roma y compró el edificio en Via Véneto, que luego se transormó en el Gran Albergo Flora, todavía existente.
A primeros de los años Veinte, con el Albergo Flora en plena actividad, decidió construir el edificio donde ahora surge “Relais Donna Lucrezia”, que transmitió como herencia a sus siete hijos. A finales de los años Cuarenta, la nieta de Italo Signorini, Francesca, se casó con el Conde Moroni, oficial de caballería y campeón de equitación, descendente de una antigua y noble familia de Bérgamo. Esta familia tiene sus orígenes en Albino, un pequeño pueblo de los Valles de Bérgamo, en el que nació también el pintor Giovanni Battista Moroni, quien vivió a mediados del año 1500.
El Sastre National Gallery - Londres
Giovanni Battista Moroni, nacido en Albino alrededor del 1522, después de su formación en el taller de Moretto en Brescia, se dedica a representar personajes influyentes de su tiempo y asuntos religiosos. Es cierta su presencia en Trento durante el Concilio en el 1551, donde realiza además del retablo de la Catedral, los retratos de los Obispos Conti Madruzzo, que hoy se conservan en la Galería Nacional de Washington. Hoy en día los cuadros de Moroni se encuentran en los más importantes museos del mundo, por eso hemos decidido poner una reproducción de los retratos del ilustre pintor en cada habitación.
Cardenal Gian Girolamo Albani
fonte: www.artribune.com
Palacio Moroni Bérgamo
La familia de los Condes Moroni, cuyos orígenes documentados proceden del 1300, debe el inicio de sus fortunas a Battistino Moroni, “comerciante de telas”. Alrededor de la mitad del 1500 la familia se traslada a Bérgamo, donde en el 1636 Francesco Moroni y su mujer Lucrezia empiezan la construcción - durada treinta años - del Palacio, obra maestra del arte barroco y todavía de propiedad de la familia. A primeros del 1800 el Conde Alessandro Moroni transformó una antigua casa de campo en la actual Villa Moroni de Stezzano, de estilo neoclásico. A lo largo de los siglos, la familia incrementó sus fortunas dedicándose al cultivo de moreras y a la crianza de gusanos de seda: de hecho en el emblema de la familia, que se puede admirar encima de la chimenea en el salón comedor, está representada una morera.
Hoy los descendentes de la familia se dedican todavía a la actividad agrícola en su Empresa en Sabina, a casi 40 km de Roma. Ahí se producen quesos, embutidos, aceite de oliva extra virgen y huevos, que encontrarás en la mesa cada mañana para tu desayuno y que además están a la venta para que, de vuelta a casa, siguas acordándote de nosotros.
Se encuentran en Roma vestigios de una magnificencia y un deterioro tales que ambos superan nuestra imaginación.

(Goethe)
Inscripción al boletín informativo
APÚNTATE PARA OFERTAS ESPECIALES
donde estamos
Via Emilia, 88
00187 Roma

+39 3347313657 / +39 3338675669


info@relaisdonnalucrezia.com
P.Iva 03814491001 Privacy Policy
Credits TITANKA! Spa © 2016